CURADORMAG | El Arte es un bosque muy frondoso, dónde hay un par de caminos. Unos para la gente común y otros inexplorados, esos son los que me interesan
Saelia Aparicio, Jesús Pedraza, Galería Marta Cervera, Museo de arte Contemporaneo Reina Sofía, La Central, PM8
15966
single,single-post,postid-15966,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
1242-15webok

11 jun “El Arte es un bosque muy frondoso, dónde hay un par de caminos. Unos para la gente común y otros inexplorados, esos son los que me interesan”

Ya han pasado un par de meses desde que Saelia Aparicio fuese CURADORA en nuestra página web. Con motivo del lanzamiento de nuestra nueva plataforma queremos publicar una entrevista que le ha realizado al artista Jesús Pedraza y así recuperar la figura de nuestra última CURADORA mensual.

Saelia Aparicio: Percibo tu trabajo como reposado, por el hecho de que para conseguir generar una de tus imágenes debes de invertir muchas horas, ¿Es para cuestionar la percepcion del tiempo en el mundo occidental? 

Jesús Pedraza: Para mí el trabajo artístico no es una carrera, creo que las ideas deben madurar y asentarse, crear estratos para poder comunicar. No me gusta hablar por hablar, hay que estar seguro de cómo y qué se quiere contar. Necesito tiempo para investigar y aún más tiempo para hablar de temas que me interesen. El tiempo para mí no es un límite. Tal vez por eso algunas de mis obras son densas y en algunos casos como lo define algún comisario inabarcables.

En consecuencia de este posicionamiento estoy completamente convencido que hay que crear menos objetos, de intentar producir menos y menos de una forma tangible. Me resisto a ello, sólo quiero hacerlo cuando realmente tengo que decir algo. Tal vez por eso parto tanto de objetos ya existentes para producir otros nuevos.

S. A: Muchos de tus trabajos no son una negacion de la imagen sino una eliminación de ella,  en el que se muestra un rechazo deliberado, ¿por qué? 

J. P: Hay que admitir que para limpiar una mesa, debes retirar todo lo que hay en ella, no se puede limpiar a trozos. He utilizado este ejemplo porque el mundo está completamente lleno de imágenes, objetos e ideas cada vez más interrelacionadas. Un caos construido por nosotros, un metalenguaje que no nos deja leer claramente y  para poder entenderlo hay que quitar elementos, en algunos casos para alcanzarlo he tenido que eliminar y destruir. En fin soy de decisiones drásticas.

1580-Art.201303

S. A: En ocasiones solo dejas partes de la imagen tales como el título de la obra; en otras dejas solo los ojos o la sonrisa, que normalmente se convierten en una mancha inquietante y sugerente, y en el caso de las bocas, bastante siniestra. Tu relación con los soportes es como si tratases de devolverles la pureza, inmaculados y blancos, a su estado original, convirtiendoles en estructuras con cicatrices de su estado anterior. ¿Significa esto un afan simbólico de volver a lo esencial?

J.P: Algunos son inmaculados otros no tanto, hay bastantes huellas y restos del proceso. No hay ninguna intención superior o intencionadamente predeterminada de volver a lo esencial. Solamente busco eliminar lo accesorio. Mi intención es dar visibilidad a pequeños detalles que pasan desapercibidos en el conjunto.

Tu has mencionado tres proyectos antiguos. Estos proyectos tiene en común el proceso de eliminar elementos superfluos que no me interesaban y resaltar minúsculos accesorios anecdóticos que pasan a ser los protagonistas. Así coloco sobre la mesa las cuestiones que me interesan.

En los pósters de grandes obras del arte sólo podía verse el título de la obra, el autor, los derechos de reproducción y las marcas patrocinadoras.

En los antifaces la mirada del retratado se convierte en una máscara que es devuelta en forma de mirada al espectador y en las sonrisas justamente eso, simples sonrisas de carteles de propaganda política antes del estallido de la crisis económica.

S.A: ¿Que relación tienes con los objetos?

J. P: Para mí la cotidianeidad es básico para entender la vida y es un referente para mi trabajo. Esa relación es completamente psicológica, puedo contar a través de ellos muchos aspectos más viscerales, más a flor de piel. En ellos puedo condensar una situación, como en el caso de Tarro roto. Un tarro roto en muchos pedazos y con los que no puedes cortarte con ellos. Más bien están suaves, sus ángulos han sido limados.

Los objetos han pasado a formar parte de un mundo propio cargado de significados, los objetos se cargan de una energía a través del uso que le damos, son receptores de un tiempo y del tiempo.

1398-guy.001

S. A: Me interesa esa critica a lo establecido, en un momento en el que parece que la vida esta regida por la idea de rellenar casillas, y cuantas mas completes mas podras ascender en tu carrera profesional. Tú utilizas ,entre otros, catálogos de convocatorias de artistas emergentes, o libros que se usan de referencia para parecer intelectual. ¿Cuestionas el criterio propio?

J. P: Más bien defiendo el criterio propio.

Yo forme parte de una generación que podríamos llamar del boom artístico, del boom museístico así como del boom inmobiliario. Recibí becas, residencias y subvenciones. Llegó un momento que me cansaron. Necesitaba más tiempo para poder contar algo como yo quería hacerlo. No me gusta tener una idea muy preconcebida y un tiempo muy marcado del proyecto. En mi caso puede evolucionar y acabar transformándose en algo completamente distinto.

Otra historia es lo que creo que es arte y lo que es mercado del arte.

Esta delimitación y sus caminos establecidos me sirvieron como elementos críticos para los dos trabajos a los que te refieres, las carteras hechas con los folletos de las convocatorias de arte y las escaleras hechas con los catálogos de ferias de arte.

1393-P1120624copia

S. A: En La Historia Interminable la Nada avanza imparable contra la falta de imaginacion, hasta que Bastian encuentra el libro y lo construye de una forma en la que nunca existio de nuevo. ¿Lijando tus imagenes acusas a la falta de imaginación? ¿Si tuvieses que identificarte con uno de los dos quién serías, La Nada o Bastian?

J. P: La imaginación es un estado bastante difícil de concretar y definir. Si considero que la imaginación es una forma de manipulación de conceptos acomodados, te respondería rotundamente que sí.

Me identifico con ambos, creo que sería parte de los dos, uno no puede existir si el otro. Necesito de la Nada para ser Bastian. Y en parte soy destructor y creador de mi propio mundo, es el paradigma del creador. ¿No crees?

S. A: ¿Qué opinas de los libros de autoayuda? ¿Si tuvieses la necesidad imperiosa de escribir uno, qué contenidos tendría?

J. P: (Rie) Nunca me lo he planteado. No escribiría ningún libro, soy más bien de hablar. Yo propondía un café con esa persona. Un café por persona. A veces se necesita una persona empática para poder hablar de problemáticas que sólo siente un individuo. Y yo soy muy empático, tengo esa capacidad para entender al otro.

S. A: Es muy curioso que seas el… , no se como decirlo exactamente, el director de contenidos de la Librería La Central del Reina Sofia, seleccionas los libros de venta al público, los sometes a tu criterio, teniendo que entrar en alguna linea relacionada con el arte contemporáneo y, me imagino, que en paralelo a las exposiciones del museo. ¿No te parece paradójico que después, mediante tu proceso creativo, omites o modificas sus contenido para transformarlos en objetos? (no quiero ser pesada, pero te doy pie a que cuentes lo de tu problemática relación con los objetos)

J. P: Bueno, aquí habría que matizar, es una manía que tengo, siempre matizo. Digamos que hay un equipo que se ocupa de pedir los libros, y otro equipo muy amplio no oficial,  compañeros de Barcelona y de Madrid. Mi cargo es el de director de contenidos, superviso y pido una gran mayoría de libros pero mis conocimientos son limitados, mi especialidad está en el campo del arte y algunos ramales, para otros temas muy importantes que forman de la librería me apoyo en mis compañeros dentro de la librería, que son especialistas en otras áreas que son básicas para la librería.

1356-kusnt0k

Es indiscutible que he trabajado con libros. Los libros como objeto, imagen y contenido comunicativo forman parte de mi forma de contar las cosas. Tengo una relación especial con ellos desde mi infancia, cuando todo conocimiento exterior era a través de los libros. Mi mundo giraba en torno a lo que ocurría en ellos y mi percepción a través de las imágenes reproducidas. Mi primer trabajo con un libro hay que remontarse al año 2003. Expuse un libro de San Juan de la Cruz, un libro infinito que unía el suelo con la cúpula de la iglesia  del monasterio de los Dominicos en Úbeda. Y la última realizada justamente hace un año, una biblioteca en torno a la afectividad.

S. A: ¿Eres punk?

J. P: Es curioso, es un término que han utilizado mucho amigos míos para definirme. No sé si lo soy, pero eso piensan los que me conocen bien. Sin duda me incomoda lo establecido y tengo mi manera de hacer las cosas.

S. A: ¿Qué te interesa del mundo del arte? 

J. P: Para mí el mundo del arte es  un bosque muy frondoso, dónde hay un par de caminos. Unos ya hechos por los que suele pasar la gente y otros muchos más inexplorados y eso es lo que me interesa a mí. Yo elijo dónde estar y como estar, es una posición completamente personal. Y esa libertad es lo que me interesa del mundo del arte. En él todo puede ser.

S. A: ¿Después de esa traumática experiencia, qué te interesa del programa de la galería pm8? ¿Cuál es su linea y su ética?

J. P: Mi camino se inició en la Galería Marta Cervera, de la que no puedo hablar bien, más bien se cumplió lo peor de una galería y de una galerista.

Actualmente estoy en la galería PM8 de Vigo. Francisco Salas, el director, es todo lo que uno puedo esperar y más de una galería. No tengo palabras para definir su forma de trabajar, es completamente libre, estimulante y a la vez exigente. Intenta sacar lo mejor de ti obviando el mercado, interesándose realmente por el arte y con gente que entiende el arte de la misma forma. Respeta hasta un punto extremo al creador y a la obra. Para no es pura mercancía.

El trabajo que desempeño con la galería PM8 es completamente privilegiado. Trabajamos de la mano. Cada cierto tiempo entablamos conversaciones sobre los diversos temas que me interesan. Intercambiamos ideas, libros, películas, obras de otros artistas, personas.. No funciona al uso como otras galerías.

1397-cartera.001

S. A: ¿Qué trabajos/proyectos/planes de futuro tienes en mente?

J. P: Actualmente retome un proyecto que inicie junto a Jose Luis Castillejo, poeta visual y exmiembro de Zaj. Debido a su muerte quedó paralizado y después de seis meses estoy intentando afrontarlo desde otro punto de vista. Creo que encontrado el camino para poder hablar de los diversos temas que nos interesaban a ambos. De cierta forma se convertirá un homenaje de nuestra amistad. Ese es el proyecto más reciente en el que estoy sumergido que desembocará en mi muestra a finales este año en la galería PM8.

S. A: Y ya te dejo en paz, pero no sin una última pregunta: ¿Si tuvieses que elegir un no-lugar, cuál sería?

J. P: Voy a tomar prestadas unas palabras de Goethe: mirar a todas partes para alcanzar el infinito.

 

Entrevista realizada por Saelia Aparicio.

 

Alejandro Meitín
Alejandro Meitín
meitin@curadormag.com