CURADORMAG | La semana de... Abel Azcona
Abel Azcona
16525
single,single-post,postid-16525,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
abel 2

14 sep La semana de… Abel Azcona

Abel Azcona es un artista interdisciplinar español, elegido por la prensa inglesa como el mejor artista de performance art del año 2014. Ese mismo año la publicación internacional Hiperallegic elige su proyecto Someone Else como el mejor evento artístico en todo Nueva York. Azcona, es el artista español actual con más exposiciones individuales, concretamente noventa y cinco, hasta el momento. El Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá decide hacerle un homenaje con una gran exposición restrospectiva de varios meses de duración entre el 2014 y el 2015.

Azcona utiliza su cuerpo como herramienta crítica y revulsiva convirtiendo al espectador directamente en protagonista forzoso de la pieza. Un artista que consigue no dejar a nadie indiferente y crear una gran ruptura con la asepsia mental. Un creador, que desde su propia experiencia personal, el abandono, la prostitución, el maltrato y el abuso sexual es capaz de conseguir convertirse en un ser resiliente y contagiar con su catarsis individual al espectador, al que consigue revolucionar. Todos coincidimos que si vemos a Abel Azcona en vivo salimos del museo o la galería como espectadores transformados.

A partir de noviembre representado por Rossmut Gallery, una de las galerías con más proyección a nivel internacional. En el año 2014, La Galerie Des Pentes de Lyon (Francia) decide organizar su proyecto individidual en el marco de La Bienal de Lyon con su proyecto Nine Container donde el artista habita un contenedor de desperdicios día y noche. El proyecto crea gran controversia en toda Francia y hace que sea invitado a Alemania, donde se crea un evento privado únicamente para él y los mejores galerías alemanas comisariado por Chema de Francisco, director de la Feria Estampa.

Del año 2012 al año 2015, el artista Abel Azcona inaugura Festivales Internacionales de Performance como el de Houston International, el Dimanche Rouge de Paris, el Wonderlust de Helsinki, Out of Mind de Zaragoza, Caida y Recuperación del Museo de Arte Moderno de Bogotá, El Tama Tupada de Manila, el Miami Performance Art Festival, el Festival Internacional de Performance de Republica Dominicana o el Queer New York International Art Festiva. Otros en ciudades como Ottawa, Atenas, Roma, Marruecos, Luxemburgo… Y residencias artísticas en Bucarest, Oslo, Berlín, Boston y diferentes ciudades a nivel internacional.

20130410-_MG_5214

En España ha sido el responsable de inaugurar la mayoría de Ferias de Arte Contemporáneo actual como Cuarto Público de Galicia, Art & Breakfast de Málaga, Gallery Weekend de Santander, Room Art Fair de Madrid, Feria Arte Contemporáneo del Arte Mediterráneo MARTE, Feria Internacional Donostiartean entre otras…

El 16 de Noviembre inaugura en Roma, una de sus exposiciones individuales más importantes en Rossmut Gallery Las Horas comisariada por Diego Sileo, comisario de Marina Abramovic. De los meses de diciembre hasta febrero en México DF con tres individuales y varias performance, y en Mayo y Junio dos exposiciones restrospectivas en dos importantes Museos de Sao Paulo y Rio de Janeiro.

ENTERRADOS (50)

ENTERRADOS

Abel Azcona ha demostrado que la exploración del cuerpo, la verdad y utilizar la experiencia personal como herramienta crítica puede llegar muy lejos.

Obra:

Proyecto Oil  (2012)

El proyecto Oil se inicia como una pieza de Body Art por las calles de Pamplona (España) con el fin de denunciar el abuso de consumo de petróleo en el marco del genocidio de Irak. El artista Abel Azcona realizó varias acciones similares en las calles de Pamplona, Lyon, Copenhague y Calcuta. Situándose debajo de los coches y paralizando el tráfico. Acciones denuncia y crítica como seña de identidad de esta obra artística de Azcona. Este trabajo se vuelve a presentar en Nueva York en el marco de la Bienal Emerged Artists. Así como en Buenos Aires, Bogotá y Lima. En estas ciudades se añaden videoproyecciones en los espacios galerísticos sobre el conflicto bélico de Irak. Así como cambio de la pintura plástica del inicio por crudo real mezclado con la propia sangre de Abel Azcona. La pieza, una de las primeras que Azcona genera fue premiad internacionalmente con premios emergentes y diferentes reconocimientos internacionales.

Empathy and Prostitution (2013/14)

Empathy and Prostitution es un proyecto artístico diseñado, desarrollado y performatizado por el artista Abel Azcona en tres fases claramente diferenciadas, realizadas en Colombia, España y Estados Unidos durante los años 2013 y 2014. La primera fase del proyecto fue gestada y realizada en la Galería Santa Fé de Bogotá, en Febrero de 2013. La segunda fase en Madrid de la mano de la galería Factoria de Arte y Desarrollo con motivo de Room Art Fair en Madrid, en esta ocasión Empathy and Prostitution se realizó allí dos días consecutivos en el mes de Noviembre de 2013. Y la tercera y última fase de la pieza se realizó en Febrero de 2014 en Houston International Performance Art Biennale (Estados Unidos). Las tres etapas de Empathy And Prostitution, a lo largo del 2013, 2014 y 2015 generaron mediante fotografía y video diferentes exposiciones e instalaciones en ciudades de España, Francia, Colombia, Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Argentina y Alemania.

gavalle-LR-0122

Abel Azcona trata de buscar mediante su trabajo la conexión con una madre prostituta que le abandonó al nacer, que le condenó a una vida plagada de sucesos traumáticos y por la que ha desarrollado una personalidad apática y carente de vínculos afectivos. Una mujer que representa los despojos de una sociedad enferma, que vende su cuerpo y cuya supervivencia es paralela al consumo de drogas. Un niño que creció en un entorno de abusos y malos tratos, y que únicamente cuando los reproduce se encuentra con su yo infantil anecdóticamente incorrupto. En este proyecto trata de empatizar con el momento justo de su concepción, instante fortuito y desarraigado fruto de un encuentro entre muchos.

Lo encontramos completamente desnudo en el centro de la que es su habitación durante este tiempo, una estancia íntima abierta al público dentro de la galería. Además de la estancia, abre totalmente al espectador su propio yo, desnudo y débil. El artista al inicio de la performance, sin ropa, en posición fetal y esperando entre sábanas blancas, se muestra frágil e inocente mientras decenas de personas le observan y pasan por su cuerpo dejando huella. Violencia, sexo y cariño en manos de desconocidos acarician el cuerpo del artista.

El artista Abel Azcona a lo largo de su amplia creación artística y de su propia vida, ha tenido siempre un contacto directo con la prostitución. Abel Azcona fue gestado a raíz de una relación de prostitución con padre desconocido y ante los fantasmas creados por el propio artista sobre la figura de su madre biológica, en ocasiones utiliza la exploración de la prostitución dentro de su obra artística como herramienta de empatía con los sentimientos reales de su propia madre biológica y del momento de gestación del propio artista. Para comprender su trabajo es necesario tener en cuenta la incapacidad de Abel Azcona para establecer vínculos reales y su empleo del cuerpo, todo ello acrecentado por un trastorno de personalidad que muestra, elabora y construye artísticamente a través de esta obra.

Una instalación viva compuesta por una cama de sábanas blancas, cien velas y dos rosas rojas, que representan a sus dos madres, hacen que la sala en penumbra se ilumine. Se respiraba calor y tensión en una sala llena de desconocidos en la Galería Santa Fé de Bogotá, en la habitación de Factoría de Arte y Desarrollo en Madrid y en Box13 Space en Houston. Desde la cama lanza el reto al espectador de dejar de serlo, y forma parte junto a él, de la obra artística. Abel Azcona cede su cuerpo al espectador, consiguiendo que el espectador sea el auténtico “performer” y Azcona un elemento más de la instalación viva. Con este cambio de roles, Azcona busca la empatía, además de con su madre, con el propio espectador y una construcción de un vínculo de una forma diferente y mediante la compra del propio artista para la utilización del espectador.

Por Abel Azcona.

Imagen de portada perteneciente a su serie OIL.

Tags:
Alejandro Meitín
Alejandro Meitín
meitin@curadormag.com